Reserva con Tiempo

sábado, 25 de noviembre de 2017

Dulces de Tamarindo en Acapulco


Casi puedo asegurar que todos conocemos los deliciosos DULCES DE TAMARINDO que con facilidad se pueden encontrar en la paya o en los mercados de artesanías, no solo de Acapulco, sino de toda la República Mexicana.

Para los poqutititos que no los conozcan, déjenme platicarles que el TAMARINDO es la fruta de un árbol que crece con mucha facilidad en la zona del trópico, particularmente en México se desarrolla en el Estado de Guerrero,  así como en Chiapas, Colima, Jalisco, Oaxaca y Veracruz.

El tamarindo es un árbol de lento crecimiento, pero cuando se desarrolla sanamente llega a ser muy grande y alcanza altura de entre 24 y 30 metros, su sombra puede medir entre unos 12 y 15 metros, y el contorno de su tronco hasta unos 7 metros.

Es muy resistente al viento, sus ramas fuertes y flexibles, con una caída graciosa a los extremos, tiene una corteza color gris oscuro, áspera y fisurada. El follaje es de color verde brillante, fino y plumoso, que puede caerse parcialmente durante el verano. Sus flores de color rosado son pequeñas, de 5 pétalos, y de apenas unos 2 o 3 cm.

Los frutos son vainas aplanadas como de frijoles, irregulares, curvos y abultados, se producen en gran abundancia a lo largo de las ramas nuevas y por lo general su longitud varía de entre 5 a 18 cm, estas vainas pueden ser de color canela o gris-marrón externamente y, al principio, aparecen con la piel suave, llenas de una pulpa muy ácida, de color blanquecino, con las semillas poco desarrolladas. A medida que maduran, las vainas se van llenando con una pulpa acidulada algo jugosa, y el color se torna marrón o marrón rojizo con el cual se preparan muchas delicias.

El árbol de TAMARINDO forma parte importante de la economía del puerto, además de ser un alimento delicioso con grandes cualidades nutritivas, es muy aprovechable en diversas industrias, especialmente en la medicina, y como complemento de la producción de miel pues a las abejas les gusta mucho el néctar de sus flores. Apoyemos a los productores comprando sus productos.

En Acapulco es fácil conseguir el dulce en pequeños envoltorios de papel transparente, los que pueden ser azucarados, salados, o con chile de color rojo. Con el tamarindo dulce es posible preparar riquísimas aguas frescas, atoles, así como otras riquísimas bebidas y postres, también podemos comerlo a pellizcos, o untado en galletas o con pan como si fuera mermelada.

Lo mismo sucede con el tamarindo salado o chiloso, con el que además se pueden crear diversos guisados y espectaculares botanas que dejarán sorprendidos, tanto a su familia como a todos sus amigos.

¡Ah!, y no olvide que como regalito, un paquetito de Dulces de Tamarindo es algo que siempre se agradecerá.



lunes, 18 de septiembre de 2017

Comprando en la playa

En las playas de Acapulco podemos encontrar un montón de curiosidades, además de descansar sobre la arena, nadar en las tibias aguas del océano Pacifico, jugar con las olas, saborear la diversidad gastronómica que nos ofrecen los lugareños, también podemos adquirir prendas propias para la playa como son playeras, vestidos, blusones, trajes de baño, toallas, shorts, sandalias, huaraches, productos de belleza como el aceites de coco, y cremas de concha nácar, así como divertidos juguetes para los chicos, entre otras muchas cosas.

Comprar algo de lo que nos ofrecen las personas que viven del comercio minoritario que se desarrolla de manera directa con quienes visitan nuestras playas es una forma de ayudar a la economía del puerto, además de que es una oportunidad de conseguir cosas muy lindas a muy buen precio pues aquí aún está vigente la costumbre del regateo.

Así vemos personas que nos ofrecen sus collares, aretes y anillos artesanales, hay también quien trae joyería de plata, otras personas venden artesanías de barro, madera y ónix, y no pueden faltar las plumas con su nombre tejido, o pintado en un granito de arroz, así como las conchas y caracoles.

He visto bolsas de muchos tipos y tamaños, desde las tejidas, las bordadas o las confeccionadas con palma y otros materiales naturales, llaveritos, lámparas y veladoras, vasitos tequileros, y dulces típicos de la región que demás de sabrosos siempre resultan un muy buen regalo.

Nuestros artesanos son tan ingeniosos que elaboran barcos a partir de troncos de palma y hojas de maíz entre otros recursos naturales, también tejen sombreros, hacen alcancías y ofrecen plantas sembradas en la corteza del coco, así como otras formas decorativas que se elaboran con este mismo material.

Esta nota no pretende agotar todas las ofertas de productos que se pueden encontrar en las playas de Acapulco, faltaron de mencionar muchas cosas, como los antojitos, las botanas y hasta los cigarritos, pero mi intención es animarlos a participar de este mercadeo playero que además de divertido, y cultural es sumamente práctico.



martes, 8 de agosto de 2017

El Acarey, para un paseo por la bahía



El Acarey es un yate de recreo con tres cubiertas cuya estructura en forma de catamarán proporciona mucha estabilidad, y que con una capacidad para mas de 350 personas ofrece a los turistas un recorrido maravilloso por la bahía durante todo el año.

Si les agrada sentir la brisa en la piel, verse rodeados de aves marinas, escuchar música, bailar, disfrutar de un show latino tropical, mientras se toma una refrescante bebida de la barra libre o se saborea un platillo regional, participar en divertidos concursos, al tiempo que se admiran las bellas casonas de famosos personajes construidas alrededor de la bahía o a los clavadistas de la Quebrada desde la perspectiva del mar, sin duda el de Acarey es el paseo ideal.

Durante el día tiene varios recorridos, desde temprano hasta el de "La Lunada" con un horario de las 10:30 hasta la 1 a.m. con show cómico musical incluido; particularmente a mi me gusta mucho el de la tarde para ver la puesta del sol desde el centro de la bahía, este paseo empieza a las 4:30 p.m. y termina a las 7 p.m. todos los días. Si se animan a tomarlo les sugiero llevar, a parte de su cámara, un suéter ligero o algo para abrigarse porque en el mar se siente fresco el viento por la noche.

Los sábados se agrega un recorrido más para que nadie se quede sin disfrutar de este hermoso paseo, y se incluyen música en vivo & Djs y barra libre de bebidas nacional, además, con cargo extra se vende en el interior hamburguesas, hot dog, nachos y otras sabrosas botanas.

Los paseos del Acarey tienen una duración de dos horas y media aproximadamente y puede abordarse en el muelle frente al zócalo, con un costo de alrededor de $310.00 MX por persona con la ventaja de que los niños menores de 10 años no pagan admisión. Si desea hacer una reservación o alguna consulta aquí tiene los datos:


Mencione este blog y reciba un 10% de descuento.

Marco Arredondo.
Asesor turístico  
Atención especial a grupos. 
Cel. (744) 2 44 61 30 WhatsApp
marclatino_1@hotmail.com


P.D. Este agradable yate también está disponible para eventos privados como son: Bodas, xv años, viajes de incentivo con un presupuesto diferente para más informes no dude en contactar a Marco.

Esta nota ha sido actualizada el día 8 de agosto de 2017.


lunes, 24 de julio de 2017

Estilista en la playa


Hola amigos de Acapulco,

En esta ocasión quiero platicarles acerca de uno de los muchos servicios especiales que podemos utilizar en la playa, y que sin duda es muy conveniente para quienes queremos andar cómodos y con el pelo bajo control mientras nos divertimos y gozamos de la fiesta.

Este servicios es utilizado tanto por damas como por hombres, por chicos y grandes, y se trata ni más ni menos que de las estilistas o especialistas en tejer trencitas en el pelo.

El sol y el agua salda del mar, al igual que los químicos con los que se mantienen limpias las albercas, así como los productos para lavar el cabello  suelen maltratarlo mucho, y es por ello que se recomienda protegerlo cuando es posible, utilizando un gorro o sobrero, o bien, aplicando algún aceite protector, pero otra alternativa podría ser el trenzado del pelo.

Las trencitas pueden hacerse de muchas manera, las trenzadoras por lo general traen un catálogo con fotografías de los muchos estilos que pueden crear, desde una sola trencita estilo diadema, hasta algunos arreglos muy sofisticados que pueden darle un look totalmente novedoso y espectacular que podrá lucir durante varios días durante su estancia en el puerto.

Este arreglo se hace utilizando unas pequeñas ligas que podrían ser de un solo color o combinadas, o utilizando algunos listones o tiras de estambre de colores para hacerlo más divertido, y lo mejor, es la deliciosa sensación relajante que se experimenta mientras las tejedoras con sus hábiles manos están trabajando.

Así que la próxima vez que vengan a las playas de Acapulco, si aún no han probado este servicio, les sugiero que se regalen la oportunidad de disfrutarlo, al fin y al cabo los costos generalmente son muy razonables, estaría ayudando a la economía del pueblo, y además como ustedes saben... En la playa todo se puede negociar.





Hasta pronto.



sábado, 20 de mayo de 2017

Cuidado: Sus joyas a la playa no debe llevar


Voy regresando de una estupenda tarde de playa, y aunque había más gente de lo acostumbrado por ser un día especial, -estamos celebrando el festival ACAMOTO 2017-, el sol, la arena y el mar son siempre un regalo maravilloso.

Salimos de la casa después del mediodía así que nuestro lugar de siempre ya no estaba disponible y tuvimos que caminar un poco más para instalarnos cómodamente, nuestra intención era disfrutar de la playa, una buena conversación, compartir algunos quesos y carnes frías -que me encantan- junto con una deliciosa botella de vino blanco (casi muerta) enfriada en hielo, y de la compañía de los amigos que precisamente con motivo del ACAMOTO 2017 nos visitan este fin de semana.

El ambiente festivo estaba candente, por todos lados se sentía la alegría, se escuchaba música, risas, comentarios de las diversas actividades, se veían algunas motos engalanadas, eran impresionantes algunas piruetas de los Bikers y todos se veían muy animados y contentos… Con excepción de una jovencita que lloraba al mismo tiempo que parecía estar buscando algo entre la arena.

Nos acercamos a preguntarle si podíamos ayudar, ella con mucha tristeza nos comentó que su anillo de compromiso se le salió del dedo cuando una ola la revolcó. Buscamos por más de una hora pero… era imposible pensar que la encontraríamos. Lo que llamó mi atención vivamente fue la gran solidaridad para buscar que esta chica despertó en todos los que la rodeamos en ese momento, creo que éramos cerca de 20 personas buscando. Encontramos mil cosas distintas menos su anillo, llaveros, monedas, un reloj de plástico, una bolsita, un monedero, una pulsera de conchitas, encendedor, juguetitos de plástico, un destapador oxidado, etc…

Moraleja: Deje al sol brillar y sus joyas a la playa no debe llevar. Guarde sus anillos, pendientes, collares, pulseras, relojes y cualquier otra cosa de valor antes de salir de su casa o su hotel. Si le gusta adornarse, use objetos de fantasía o que no tengan un valor estimativo para usted pues la joyería que cae en la arena por lo general se pierde para siempre.



Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.